Ecuador ha dado pasos firmes desde hace más de 10 años, demostrando las ventajas del control biológico en cultivos de exportación como rosas. Para muchos técnicos y agricultores el uso de enemigos naturales se ha convertido en la solución más eficiente para el control de plagas como ácaros, debido a la resistencia a los pesticidas generada por la agricultura convencional y las restricciones del mercado que exige cada vez más productos con baja carga química. Otro de los ejemplos más relevantes en el Ecuador es el banano, considerado el cultivo que genera los mayores ingresos al país y que en la actualidad ya cuenta con soluciones para el control de trips y otras plagas a través de control biológico. Las estimaciones para el 2020 se acercan a las 300 000 hectáreas que de usan el control biológico dentro de su manejo integrado de plagas, tanto en cultivos de exportación como en otros como caña de azúcar, café, cacao entre otros.

DOI: https://doi.org/10.18272/archivosacademicos.vi36

Publicado: 2021-05-25

Memorias del II Congreso de Control Biológico Aplicado

Antonio León- Reyes , Noelia Barriga-Medina

107