SUPERNATURAL, ABURRIMIENTO E HISTORIA

Wendy Ribadeneira Vargas, Christian Parreño

Resumen

Según Fredric Jameson, el aburrimiento es un "útil instrumento para explorar el pasado, y establecer un encuentro con el presente" (Jameson, 1991, p. 303). Es decir, en el estudio de la historia, lo que se ha olvidado es tan significativo como lo que se conserva y oficializa como memoria. Al agotar lo célebre —el hartazgo con los clásicos—, se da espacio a lo que no calificó para la posteridad debido a que en el momento de su estimación fue percibido como irrelevante. Así, el aburrimiento aparece como causa y efecto del ciclo de las tendencias de la historia, como el descontento con "lo anterior y conocido" que organiza la búsqueda de "lo nuevo y por conocer", como una reacción negativa hacia los ofrecimientos de lo actual.

Si la experiencia individual del aburrimiento se prolonga a sucesos cronológicamente distantes, esta provee una estructura de interrelación que contribuye a una conceptualización del futuro basada en lo ausente (Parreño, 2013). Por extensión, se puede entenderá esta condición como un marco analítico de momentos de transformación, de periodos y periodizaciones. Estas posibilidades se acentúan por el cotejo del aburrimiento con el pasado y la necesidad de establecer relaciones con lo que está por ocurrir. El presente, "el nuevo anterior", es un futuro obsoleto ubicado entre "lo que pasa" y "lo que no se produjo" (Petro, 2002); el futuro, "el nuevo nuevo", constituye una "diferencia a desarrollarse" (Highmore, 2002, p. 2): y el pasado, "el descartado anterior", es un momento acrítico con iguales posibilidades de tomar importancia como de ser abandonado. Para Emil Cioran, el proyecto de la historia moderna —la recolección y clasificación de eventos preliminares— es el resultado del miedo al aburrimiento (Cioran, 1995, p. 109). A modo de genealogía inversa, esta aprensión establece al presente como el punto de partida desde el cual el pasado debe ser investigado. En esta ubicación, la historia sirve como un texto que debe evitarse y como referencia negativa para los esfuerzos teleológicos del progreso. Asimismo, para Jameson, el interés del capitalismo tardío por la historicidad, las imágenes y los estilos anteriores fomenta un sentido de a-historicidad crónica (Jameson, 1991, p. 71-72). El deseo de un presente con una estética previa sobrepasa lo simplemente nostálgico, respondiendo al llamado existencial de llenar significativamente la vacuidad de los hábitos de la modernidad y transformando al pasado en una fuente inagotable de material positivo, previamente probado y aprobado, con riesgo marginal de ineficiencia.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.