Sostenibilidad Fiscal y Biodiversidad del Ecuador

Ruth Utreras, Cesar Viteri

Resumen

El patrimonio natural de un país es el elemento fundamental sobre el cual se cimienta su sistema económico y el bienestar de la población. El Estado Ecuatoriano reconoce este rol fundamental en su Constitución otorgando derechos a la naturaleza y obligándose a su cuidado para garantizar el bienestar de su población. Adicionalmente, el Estado reconoce a la biodiversidad como elemento estratégico del modelo económico en la Constitución y en el Plan Nacional del Buen Vivir. Lo que es consistente con el hecho de que la biodiversidad que se asienta en las áreas protegidas, contribuye con un 35% del PIB generado por el sector turístico (2014), además el carbono almacenado en los bosques del país genera servicios ambientales que podrían ser valorados en aproximadamente 3% del PIB en costos evitados cada año. Sin embargo, estos avances normativos no tienen una contrapartida en la realidad.  El análisis de sostenibilidad fiscal del sector indica que en los últimos 46 años el país a acumulado pasivos ambientales equivalentes a cerca de un 2.5% del PIB de 2015; dichos pasivos ambientales se generan cuando el Gobierno no es capaz de invertir los recursos suficientes para conservar, restaurar y manejar adecuadamente la biodiversidad. Se destacan los esfuerzos del Gobierno actual por incrementar las inversiones en el sector ambiental; no obstante, estos esfuerzos han sido insuficientes para revertir la tendencia de crecimiento del pasivo ambiental, además de que la crisis fiscal ha redundado en la reducción de asignaciones presupuestarias al sector en los dos últimos años.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.